15 de diciembre de 2012

CAPITULO 1


Eran las cinco y cuarto. Amanda estaba de los nervios y Lucía no aparecía por ningún lado. En el momento que Amanda se distrajo cogí el coche y fui a buscar a Lucía.

Cuando llegué al barrio de sus padres, pude reconocer la figura de una chica corriendo tras un autobús y, finalmente, se volvió a sentar en la parada sujetando su rostro con las manos.  Avancé hasta ponerme a su lado.

-¿Quieres que te lleve? –dije sonriendo vacilante.

Lucía rió y subió.

-¿Por qué has venido a buscarme? –exclamó ofendida -. Pensabas que no llegaría a tiempo, ¿verdad?

-La verdad es que sí – dije mirando hacia otro lado.

-Pues pensabas bien –rió. Después reí yo.

-Tonta, me habías asustado, creía que estabas enfadada.

-¡Pero, cómo me voy a enfadar por eso!

Ambas reímos y llegamos a casa, Amanda nos esperaba en la puerta.

-¿Por qué te has ido? Al menos podías haber avisado.

-Lo siento, he ido a buscar a Lucía –dije exculpándome.

-Culpa mía, perdí el autobús.

-Bueno, da igual. ¡Vamos a prepararnos! –exclamó dando énfasis a lo último.

Estábamos 24 de Mayo y, por si no lo sabéis, era el día que One Direction, nuestro grupo favorito, daba un concierto en Madrid.
A las siete y media estábamos listas. Habíamos quedado en vestirnos cada una como uno de los chicos de One Direction. 
Amanda se vistió como Niall, obviamente:
http://3.bp.blogspot.com/-KGuz8Ujr5ks/UMuyYVk0iEI/AAAAAAAAAAY/Vjp4FEAtwZU/s200/Ropa+Niall.jpg
 
Lucía como Zayn. Claramente. Ella estaba loquísima por él:
http://3.bp.blogspot.com/-t-Hhhvgxyjc/UMuyfuRE5iI/AAAAAAAAAAg/Scbnt5Z3_I0/s200/Ropa+Zayn.jpg
 
Y yo, como no, como Liam:
http://1.bp.blogspot.com/-cwJhS21OfTo/UMuykuPYeSI/AAAAAAAAAAo/qoqs-E2Dx1w/s200/Ropa+Liam.jpg

Nos montamos en mi coche, yo era la única que conducía puesto que era la mayor, y fuimos al Palacio Vistalegre de Madrid. Llegamos allí a las ocho y cuarto. Aun quedaban veinticinco minutos para que empezase el concierto pero entramos para sentarnos ya en nuestros respectivos lugares. A las nueve menos veinte apagaron las luces y cinco chicos aparecieron en el escenario. Durante el concierto reímos, cantamos, gritamos, lloramos… Fue increíble hasta que una chica que estaba a nuestro lado se molestó porque estábamos gritando.

-¡Zaaaaayn guapo! –volvió a gritar Lucy entre risas. Las tres nos reímos.

-¿Pero a vosotras que os pasa, niñatas? –dijo mirándonos con cara de asco.

-¿Qué te pasa a ti? –respondió rápidamente Lucía -. Esto es un concierto no creo que porque nos lo pasemos bien te pase nada.

-Pues lo que pasa es que no me dejáis escuchar a mis ídolos con vuestras estupideces. Y espero que sepáis que por mucho que gritéis no van a saber que existís.

La chica esa me estaba molestando mucho, yo prefería no entrar al trapo pero Lucy se había mosqueado mucho.

-Mira chica, nos da igual… –no le dio tiempo a terminar cuando la chica le pegó un puñetazo en la cara a Lucía…

No hay comentarios:

Publicar un comentario