27 de diciembre de 2012

CAPITULO 6


*Narra Niall*

Que ilusión me hizo que me llamase Cristian. Habíamos sido muy amigos de pequeños y me entristecía que nos viésemos tan poco. Cuando colgué seguimos con el ensayo.

-Niall, ¿ya estás? –me preguntó Liam, quería que todo saliese perfecto.

-Sí, sigamos.

Empezó a sonar la música y nosotros a cantar cuando de repente Zayn paró.

-¿Qué pasa Zayn? –pregunté.

-No me puedo concentrar con Harry –se disculpó.

-¿Ahora qué he hecho? –refunfuñó Hazza.

-No vas al ritmo y me pierdo.

-Eso es verdad –dijo Louis, si lo dijo es porque era cierto porque solía defender a Harry.

-Harold ¿te pasa algo? –preguntó Liam.

-¡Qué no me pasa nada! –exclamó mi amigo –Venga, vamos a seguir.

*Narra Cristian*

Tami me había pillado desprevenido y no sabía que responder pero alguna escusa tenía que darle.

-Nada, que mis padres no me oían por el teléfono y tenían mal la línea pero ya está solucionado –disimulé.

Seguimos con otra conversación como si nada, me alegró que se lo tragasen aun que no me gustaba mentir a mis amigos pero era para darles una sorpresa así que no pasaba nada.

Después de comer propuse ir al cine y aceptaron rápidamente.

*Narra Tamara*

Mientras los chicos iban entrando en la sala nosotras aprovechamos para ir al baño. 

-¿Me dejáis que me ponga yo entre vosotras dos? –pregunté a mis amigas.

-Sí, pero ¿por qué? ¿Qué pasa? –me interrogó Amanda. 

-Nada, que prefiero sentarme en medio yo –me exculpé.

Mis amigas me miraron como diciendo “sí, seguro” pero no dijeron nada. Cuando entramos en el cine ya estaban los anuncios. 

*Narra Louis*

En los ensayos Hazza estaba muy raro. En un descanso me acerqué a él.

-Hey Harry ¿Qué pasa? 

-Estoy cansado de que me digáis si me pasa algo, estoy bien –dijo fingiendo una sonrisa y luego volviendo a poner mala cara.

-Bueno vale.

No le quería insistir porque si no me contaba es porque necesitaba pensarlo, cuando llegase el momento ya me lo diría.

*Narra Lucía*

Este momento era el uno de los más felices de mi vida. Estaba viendo una peli que me apetecía mucho ver, con mis mejores amigos y con el chico al que más quiero en el mundo, que por fin había vuelto. A demás se sumaba con el día anterior que también había sido increíble, excepto por el puñetazo.

Al acabar la película todavía eran las siete y media y decidimos ir a tomar algo a una cafetería para hacer tiempo ya que Cristian nos dijo que nos quería llevar a un sitio especial después de cenar.

-Veeeengaaaaa, dinos a donde nos vas a llevar –insistía Amy.

-Pooooorrfiiiiis –seguía Tami.

-Sí, por fi, porfiis –las imitaba Álvaro. 

Reí y se me quedaron mirando.

-¿Es qué tú no quieres saberlo? –exclamó Tami.

-Sí, sí que quiero, pero puedo esperar, a demás me hacéis gracia.

-Ah, pues como Lucy puede esperar vosotras también.

Mis amigas pusieron cara triste y murmuraron “joh”.

*Narra Liam*

Puff, qué nervios, lo habíamos hecho miles de veces, incluso el día anterior, pero con el ensayo que habíamos tenido estaba muy nervioso. Nos indicaron que ya debíamos entrar. Fuimos pasando poco a poco y al aparecer en el escenario millones de gritos inundaban la sala, inconscientemente sonreí, todas aquellas personas que nos apoyaban me hacían sentir a gusto en el escenario. La música empezó a sonar y nosotros la acompañamos, era increíble, todas las personas cantaban a nuestra vez. Ese momento lo había vivido muchísimas veces pero no me cansaba.

*Narra Zayn*

Cantamos la última canción, parecía que todo había acabado bien después del ensayo. Cuando acabamos miré al público, había cantidad de chicas llorando y me entristecían aunque sabía que era de felicidad. Salimos al backstage y de allí nos llevaron al hotel.

-Que gusto sentarse –dijo Louis lanzándose contra el sofá.

-Las fans españolas son increíbles –dijo Liam sentándose en el de al lado.

-Y que lo digas –dije yo acompañando a mis amigos.

Niall y Harry se habían pedido primeros en las duchas y entraron rápidamente. Seguíamos charlando cuando […] Una risa inundó el salón.

-¡Niall qué bien cantas! –grité para que notase que le oíamos desde aquí.

-¡Gracias! –sonó al fondo del pasillo.

*Narra Amanda*

Por fin, íbamos a cenar, tenía un hambre que me comería la mesa si no llegaba pronto la comida. En seguida llegó la camarera y me puse manos a la obra.

-Amanda, respira que nadie te lo va a quitar –se hizo la graciosa Lucía.

-Ja Ja Ja.

-Nos vas a decir ya a donde nos vas a llevar ¿o no? –siguió insistiendo Tami, yo estaba demasiado hambrienta para seguir preguntándole.

-No no, tendréis que esperar.

Tamara le maldijo en un susurro, era muy impaciente.

*Narra Harry*

Llevaba todo el día pensativo, no me concentraba en nada. Pero aquella chica no salía de mi cabeza. Por suerte en el concierto me imaginé como el día anterior cuando estaba sentada a unos metros de mí y pude centrarme porque si no me iba a caer una buena. 

Yo hacía rato que había salido de la ducha pero Liam, que fue el último, aun se estaba vistiendo.

-¡Vamos Liam! ¿¡Cómo puedes vestirte tan despacio!? –gritaba Niall, estaba emocionadísimo por ver a su amigo de la infancia.

La verdad es que Cristian era muy majo, le había conocido hace un tiempo, cuando estuvimos en Los Ángeles. Pero Niall estaba demasiado impaciente.


1 comentario:

  1. *-* Me ¡ENCANTA! tienes que seguir,tienes que seguir, tienes que seguir, tienes que seguir...
    Jejejeje quién será la chiquita que Hazza no se quita de la cabeza...Que intriga Paula, continúa así bss tq

    ResponderEliminar