30 de diciembre de 2012

CAPITULO 7



*Narra Tamara*

Al fin Amy dejó de engullir y pudimos marcharnos al misterioso lugar donde nos quería llevar Cristian. 

-Ahora poneros esto –dijo con unos pañuelos en la mano.

-¿Nos tapamos los ojos? –dijo Lucy ansiosa.

-Exacto.

Nos vendaron y nos subieron a un coche. Recorrimos muchos kilómetros o al menos eso parecía con las vendas. Al bajar del coche nos las quitaron y llegamos a un pub a las afueras.

-¿Y esto es la sorpresa? –dije desilusionada.

-Esperad chicas, esperad –dijo con tono misterioso.

Entramos en aquel pub y avanzamos hasta el fondo donde había una sala, al entrar… No me lo podía creer.

*Narra Zayn*

No podía ser cierto, la amiga del amigo de mi amigo, Niall, era la chica del concierto. Pasé de tener una mueca de aburrimiento a una sonrisa en un segundo. Me giré y vi a Liam y a Harry boquiabiertos. Louis enseguida se levantó y las saludo.

-Hola chicas, soy Louis
.
La chica, que más tarde me enteré que se llamaba Tamara empalideció. 

-Ho-o-o-la Louis –tartamudeó. La recordaba algo menos tímida.
Niall siguió a Louis, en ese momento, la otra chica, Amanda, se puso roja.

-Hola, ¿cómo os llamáis? –dijo alegre el irlandés después de saludar frenéticamente a su amigo.

-Yo soy Tamara –dijo ruborizada.

-Yo Amanda.

-Yo soy Lucía –dijo aquella preciosa chica a la que ansiaba conocer.

Harry y Liam se habían quedado un poco paralizados así que les di un codazo.

-Hola encantado de conoceros –dijo, con su sonrisilla de ligón, el ricitos.

Las tres chicas se ruborizaron y me fijé en el otro chico, que venía con Cristian, que al notar el rubor de las chicas enfureció un poco.
Liam despertó de su empanamiento y se acercó.

-Vosotras sois las chicas de ayer.

-Sí –sonrieron tímidamente.

*Narra Liam*

Recordaba que el día anterior hablamos con tres chicas a la salida del concierto por una pelea que hubo. Recordaba perfectamente los ojos heterocromados (uno de distinto color al otro), esos ojos me hipnotizaron por un momento y ahora los volvía a ver. Cuando salí de mis pensamientos me fijé en que todos los chicos estaban junto a aquellas tres chicas y me acerqué yo también.

-Vosotras sois las chicas de ayer.

-Sí –dijeron al unísono.

-Qué bien que nos volvamos a ver.

Nos sentamos y empezamos a presentarnos, ya que yo no había escuchado sus nombres ni conocía al otro chico que venía.

-Yo soy Tamara –dijo con una sonrisa torcida. No pude evitar volverme a quedarme embobado con sus ojos.

-Liam, ¿estás bien? –me preguntó una chica, que descubrí que se llamaba Amanda.

-Sí sí.

*Narra Harry*

Mientras charlaba yo me fijaba en como mi amigo miraba embobado a aquella chica, aquella a la cual no me podía quitar de la cabeza y que después del concierto no pude ni acercarme a saludarla y ahora estaba aquí, hablando con mis amigos como si de compañeros de toda la vida se tratase.

-Hey Hazza, ¿qué ocurre? –me susurró Louis.

-Nada, ¿por qué? ¿Tan mala cara tengo? 

-No, porque te conozco y hoy no estás hablando nada.

-Ya, bueno…

-¿Es por las chicas?

-¿¡Qué!? ¡No! –exclamé rápidamente.

-Vale, ¿Quién es? ¿La del pelo rizado? O…

-¡Louis! –le interrumpí.

-Vaale, ya me lo dirás –dijo mirándome desafiante.

*Narra Lucía*

Estaba sentada entre Zayn y Cristian, era como un sueño. Zayn no paraba de mirarme y Cris hablaba con Niall pero de vez en cuando se giraba hacia mí. Me sentía observada pero a la vez me gustaba.

-¿Os vais a quedar mucho por España? –pregunté de repente y todos dejaron sus conversaciones y se giraron.

-No lo creo –dijo Liam –Tenemos que continuar con la gira.

-Sí, incluso se salía de nuestros planes venir aquí, pero Niall insistió tanto –dijo Louis alborotando su pelo.

-Y con razón –murmuró Zayn, los demás no le escucharon pero yo sí. Le miré y se puso colorado al notarlo.

-Chicos, tenemos que cerrar ya, lo siento –dijo el dueño.

-¿Ya? Si que se nos ha hecho tarde –dijo Álvaro.

-¿Queréis veniros a nuestra casa? –dijo Amy que llevaba toda la tarde junto a Niall y no parecía querer separarse de él. 

-Bueno…-los cinco chicos se miraron entre ellos y algunos se rascaban la nuca en busca de una idea.

-Por mi sí –sonrió el rubio. Los demás seguían sin decir nada –Vaaamossss…

-Yooo también – rió Louis.

-Vale –dijeron los demás.

Como todos no cabíamos en un coche fuimos cinco en uno y cinco en el otro.

*Narra Niall*

Llevaba toda la noche junto a Amanda y la verdad es que me calló muy bien. Cuando llegamos a casa de las chicas nos sentamos todos en el salón y allí nos pusimos a hablar. En un momento, Tamara salió corriendo.

-¿Qué pasa? –preguntó Lucía enseguida.

Un silencio llenó el lugar. Solamente sonaron los pasos de Tamara subiendo corriendo las escaleras.

-Voy a subir a ver qué ha pasado –dijo Álvaro.

Y seguidamente se levantó y subió a la habitación de la chica. Ese rato estuvimos callados y de repente se oyó un grito y todos nos levantamos y subimos corriendo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario