5 de enero de 2013

CAPITULO 10


 *Narra Lucía*

Me alegró que a Cristian le dieran el alta, eso significaba que él estaba bien, pero Álvaro…

-Vamos a ver a Álvaro –dijo Cristian al salir del hospital.

-Pero no cabemos todos en un coche y Tamara y Liam se han llevado uno –dije.

-Nosotros tenemos dos –respondió Niall señalando los coches.

Cristian, Amanda y Niall fueron en uno y Zayn, Harry Louis y yo en el otro. Llegamos enseguida y vimos el coche de Tami pero ellos no estaban allí ni dentro de la consulta porque no dejaban que viésemos a Álvaro.

-¿Y Liam y Tamara? –preguntó Harry algo nervioso.

*Narra Liam*

-¿¡Cómo que no me dejan entrar!? –gritaba Tamara a la enfermera -¡Tengo que verle!

-Disculpe señorita pero en este momento no pueden visitar a su amigo.

Tamara estaba muy furiosa. Salimos del hospital e inconscientemente la abracé para consolarla. Al  abrazarla empezó a llorar y se derrumbó. Nos sentamos en un banco para que no se desplomase. Cuando se tranquilizó la agarré de la mano.

-Vamos a andar un poco para que se te pase, ¿vale? –pregunté tiernamente.

Asintió con la cabeza mientras se secaba la cara con la camisa. Nos levantamos y fuimos andando por un paseo. En un momento un paparazi apareció de la nada y empezó a hacernos fotos.

-¿Nueva novia Liam? –dijo descaradamente.

No dije nada y la oculté mientras andaba más deprisa. La llevé hasta el coche y nos sentamos allí. Aquel tipo nos seguía así que arranqué y empecé a conducir. Tamara no había dicho nada, estaba en una especie de estado de shock.

*Narra Louis*

De repente un coche nos adelantó. 

-¡Mirad, son Liam y Tamara! –exclamé al reconocerlos.

Pité y Liam giró la cabeza, al verme sonrió. Me hizo un gesto con la cabeza y le seguí hasta la casa de las chicas. Me bajé del coche y vi como Lucía y Amanda corrían hacia Tamara. Ambas lloraban pero Tamara no mostraba ninguna expresión. 

-¿Tamara? ¿Qué te pasa? –preguntó asustada Amanda.

Ella se limitó a girar la cabeza de un lado a otro y entrar en la casa. Se tumbó en el sofá y empezó a llorar. Me deprimía verla así. Me acerqué y senté junto a ella, los demás me acompañaron.

-Tami…-dijo Lucía con una suave voz-…Todo va a estar bien. Ya verás cómo no es nada.

-¿Nada? –dijo llorando –Si no fuera nada podríamos, al menos, haberle visto.

Para eso nadie tenía nada que decir. Las chicas se quedaron en el salón y yo fui a hablar con los demás.

-Creo...que deberíamos irnos –dijo Niall triste.

-Quedaros si queréis, a ellas no les molestará, al contrario, puede que las consuele más –dijo con mala cara Cristian.

*Narra Harry*

Me mataba ver a Tamara llorar tanto. Los cinco nos quedamos allí sentados sin saber que decir, únicamente Niall hablaba con Cristian. Las chicas veían una película triste que no ayudaba a aquel pésimo ambiente. Me acerqué a ellas.

-¿Qué os parece si vemos algo que ayude no que empeore? –pregunté lo más amablemente que pude.

-Sí, tienes razón –dijo Tamara secándose las lágrimas –Pero no puedo dejar de pensar en que quizás ya no vuelva a verle más. 

-Vamos Tamara, no llores más, vamos a hacer algo divertido –vino Liam a consolarla.

-¿A qué jugamos? –preguntó Louis uniéndose.

-Jugamos al trivial –propuso Lucía acercándose a la mesa donde nos habíamos reunido.

-No, no estamos para pensar, ¿Qué tal, a las películas? –exclamó Niall.

Todos asentimos y nos pusimos a jugar. Llegó mi turno y me puse a hacer gestos. 

-Em.… Tarzán –exclamó Tamara. Todos rieron.

-¿Tarzán? –la reproché.

-No conozco ninguna película más en la que salgan monos.

Eso fue el colmo y todos estallaron en carcajadas.

-Qué graciosa –dije irónico mientras le hacía cosquillas pero entonces le cambió la expresión -¿Qué pasa?

-Nada, ya está, simplemente me recuerda a Álvaro pero no lo voy a pensar más, sigamos –dijo muy estrictamente y después sonrió.

*Narra Tamara*

Me había olvidado de todo hasta que Harry me hizo cosquillas, aquello me recordó a Álvaro y no pude evitar ponerme seria, pero no quería volver a arruinarlo todo así que lo omití y volví a sonreír.

-¿¡Jugamos al twister!? –exclamé al ver que por mi culpa todos estaban serios.

-Vale, pero os advierto, vais a perder –se chuleó Louis.

*Narra Cristian*

-Pie izquierdo a rojo –grité con fuerza.

-Venga que llego…-Niall se estiraba todo lo que podía -¡Ahh! ¡No!

-¡Sí! ¡Soy el campeón! ¡Os lo dije! –chilló Louis mientras bailaba.

-No es justo, has hecho trampas –dijo Lucía, solía mosquearse cuando perdía.

-No he hecho trampas –dijo burlón.

-Sí las has hecho.

Así se tiraron un rato mientras los demás veíamos la tele.

-Tengo hambre –soltó de repente Amanda. Liam, Louis, Zayn y Harry se miraron, luego miraron a Niall y finalmente a Amanda. Ya sabía a lo que se referían con esa mirada y me reí. Los cuatro me acompañaron -¿Qué es tan gracioso?

-Nada, nada –dije rápidamente y volví a reír.

-Voy a la cocina –dijo Amanda maldiciéndome con la mirada.

*Narra Niall*

No entendía porque reían tanto, solo tenía hambre. Cristian les susurró algo a las demás chicas que también rieron.

-¿Podéis explicarme qué pasa? –pregunté molesto.

-Nada, ¿no tienes hambre? –dijo Zayn riendo.

-Tráeme algo de beber –rió Lucía.

No entendía porque me dijeron eso hasta que llegué a la cocina y vi a Amanda con una caja donde ponía Nando’s.

-¿Te gusta Nando’s? –exclamé al ver la caja.

-Sí, me encanta. ¿Quieres? –dijo señalándome la caja y extrañamente compartí la comida con ella.

En un momento me dio un “pinchazo en el corazón” y me paré a pensar que Amanda era la primera chica con la que compartía la comida. Empecé a marearme al pensarlo. ¿Qué significaba eso?

-Niall, ¿estás bien? –aquella voz retumbaba en mi cabeza.

-Sí, un momento –después de decir eso salí corriendo al baño.

2 comentarios:

  1. Hola cieeloo^^ quería decirte que tienes un premio en mi blog, pasate valee? Te quierooo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola preciosa, pues lo del premio ese, nunca e sabido como va asi que te agradezco que me lo dieras pero prefiero no ponerlo. Te quiero amor ♡

      Eliminar