7 de enero de 2013

CAPITULO 11


*Narra Amanda*

¿Qué le pasaría a Niall? La comida no estaba mal y no habíamos tomado nada raro. Fui al salón a esperar que saliera para ver como se encontraba.

-¿Y Niall? –preguntó Louis al verme entrar.

-En el baño, algo le has sentado mal, no sé.

-No creo que sea nada, Niall es más fuerte que las comidas –continuo Louis a lo que todos reímos. Escuchamos a Niall salir del baño.

-Shh., vamos a quedarnos todos mirándole –rió Harry.

El rubio entró al salón y todos le miramos fijamente. Él nos miró a nosotros.
 
-¿Qué pasa? –preguntó extrañado.

-La verdad es que nada -dijo Lucía riendo.

-Em.… -iba a empezar a hablar cuando *Ding dong*. Cristian se levantó a abrir. 

-¿Habéis pedido algo? –preguntó cris mientras abría la puerta.

-No –respondieron todos.

*Narra Cristian*

-¿Hola? –dije al ver que en la puerta no había nadie.

Miré a ambos lados y lo único que vi fue un papel, más bien, una carta.

-Para Amanda, Tamara y Lucía -leí en voz alta.

-¿Qué es eso? –preguntó Tami.

-No lo sé, estaba en el suelo.

Se lo di a Tamara. Lo abrió cuidadosamente. Sacó un papel del sobre y empezó a leer.

-¡Felicidades! Habéis sido invitadas a…

-¿A qué? –preguntó Lucía eufórica.

-A...a la ceremonia de inauguración de la nueva escuela de música y danza –dijo mi amiga, boquiabierta.

 -¿¡Qué!? –gritaron sus amigas -¿¡En serio!?

Tamara asintió con la cabeza y les dio el papel. Las tres callaron mientras continuaban leyendo las indicaciones.

-¿Puedo saber qué es eso? –pregunté.

-Recuerdas que llevamos toda nuestra vida bailando, pues nos inscribimos en la escuela que van a abrir para solicitar plaza y dedicarnos a la danza o a la música y ¡nos han aceptado! ¡Vamos a hacer la prueba para entrar!

-¿A las tres? –preguntó Liam.

-¡Sí! Tenemos la prueba el día que acabamos las clases –explicó Amy.

-¡Pero aún queda un mes! –exclamé.

-Ya…

*Narra Tamara*

Llegó la hora de despedirse, era un asco, había estado con mis ídolos y por culpa de todo lo que había ocurrido no pudieron ni cantarnos una canción. Me despedí de todos y acabé soltando alguna lagrimilla, era una pena pensar en que había pasado dos días junto a mi grupo favorito y apenas había hablado con ellos.
-Tamara, no llores, si seguro que nos vemos pronto –dijo Harry limpiando mis lágrimas.

-Es que soy un poco sentimental –reí secándome la cara –Tened cuidado en el viaje y… cuidaros. Ha sido un placer y un honor conoceros.

-¡Pero no lo digas así, mujer! Qué parece que jamás nos vamos a ver –Zayn me hizo reír con ese comentario.

*Narra Niall*
Tamara estaba muy sentimental y parecía que nuca nos fuésemos a ver, pero ya que nos habíamos conocido yo esperaba volverlos a ver a todos. Acabé de despedirme y me iba a ir al coche cuando Amanda me sujetó del brazo.

-Espera, ¿o piensas irte sin despedirte de mí? –dijo con una sonrisa preciosa. Cómo se me habría olvidado despedirme de ella.
-Claro que no me voy a ir sin despedirme de ti….o de alguno, sería un detalle muy feo.

-Bueno, solo quería decirte que me ha encantado conoceros y espero que nos veamos pronto y que todo te...os vaya bien en la gira –dijo sin dejar de sonreír.

-Gracias, espero que os acepten en la escuela.

Finalmente nos despedimos con dos besos que jamás olvidaría.

*Narra Zayn*

Nos despedimos de las chicas y de Cristian, la verdad es que en dos días habían pasado muchas cosas y era una pena despedirse. Me acerqué a Lucía para despedirme. Ninguno dijimos nada, creo que no hacía falta hablar. La di dos besos y simplemente murmuré un “hasta pronto”.

-Hasta pronto -sonrió.

No pude resistirme más y… la besé, fue en beso corto pero dulce y me marché hacía en coche.

*Narra Harry*

Todos se habían despedido y Zayn se fue rápidamente al coche, sólo faltaba despedirme yo. Liam estaba hablando con Tamara, no aguantaba las miraditas que se echaban así que me acerqué.

-Bueno Tamara, ha sido un placer conocerte –dije poniéndome junto a  Liam –Estoy seguro de que nos vamos a ver pronto.

-Bueno, yo me voy ya, suerte en la audición –dijo Liam. Después la dio un beso en la mejilla y se marchó.

-Yo también te deseo suerte –dije amablemente.

-Muchas gracias. Pasarlo bien en la gira.

Le di dos besos y me marché. Fue una despedida algo sosa, pero no quería, más bien, no sabía, que decir.

*Narra Lucía*

Me quedé paralizada cuando Zayn me besó, no sabía qué hacer, que decir. No me dio tiempo a reaccionar y él ya se había marchado y el coche avanzaba por la cuesta de nuestra calle. Cerré la puerta y miré a mis amigos. 

 -Esto ha sido algo raro -dijo Amy.

-Y que lo digas –seguí yo- Cristian, ¿te quedas o…?

-No, no…Voy a ver si puedo ver a Álvaro –dijo apenado- No me gustaría que se marchasen dos amigos el mismo día así que al menos voy a verle un poco, supongo.

-Vale –dijimos las tres y Cristian se marchó.

Las tres nos fuimos a dormir ya que teníamos clase al día siguiente.

*Narra Amanda*

Ya era 20 de Junio. Mañana era el último día de clase. Tamara había ido como cada día a ver a Álvaro al hospital. Cristian estaba con ella y Lucía en su cuarto bailando como una loca para prepararse para la audición de mañana.

Subí para ver qué tal llevaba el baile Lucy. Llamé a la puerta y nadie respondió, solo se oía el sonido de la canción que repetía una y otra vez. Entré en su habitación y, en vez de estar bailando, que es lo que creía que hacía, estaba tirada en la cama con el ordenador.

-Podrías llamar, ¿no?

-¿Cuántas veces más quieres que lo haga? –respondí rápidamente.

-Ah, lo siento, no te he oído –rió mi amiga -¿Qué quieres que hagamos hoy?

-He pensado en que cuando venga Tami podemos ir a…

Un portazo me interrumpió, este iba acompañado de un chillido y múltiplos pasos subiendo la escalera atropelladamente.

-¡HA DESPERTADO! –gritó Tamara saltando encima nuestra y explotando en lágrimas.








2 comentarios: