14 de enero de 2013

CAPITULO 15


*Narra Harry*

Todos habían llegado ya, Ethan nos saludó a todos, la verdad es que estaba mucho mayor de cómo le recordaba. Tenía un año menos que yo. Cenamos y yo enseguida me fui a dormir. Quería estar despejado para el viaje.

Sonó el móvil, no recordaba haber puesto el despertador. Lo miré, era un mensaje de Simon, había dormido más de lo que debía. Me vestí y bajé a desayunar. Zayn estaba ya vestido pero dormía en el sofá. Ethan, Niall y Liam desayunaban en la cocina y Louis, ¿Louis?

-Buenos días, ¿y Lou?

-Hola, esta vistiéndose –me dijo su hermano.

Me tomé un café charlando con ellos. Llamaron al timbre, supuse que era Simon o Paul y subía a avisar a Louis. 

-Louis, ¿estás preparado?

-Sí, ya estoy –dijo saliendo de su habitación y precipitándose por las escaleras.

-¿Estás bien? –exclamé al verle rodar escaleras abajo.

-Sí, sí. Auch eso ha dolido.

Le ayudé a levantarse y salimos con las maletas. Subimos al coche y nos llevaron al aeropuerto. “Pasajeros del vuelo ******** con destino Francia pueden embarcar en la puerta **”. Aquella voz me irritaba, no sabía por qué pero me había despertado algo de mal humor.

*Narra Cristian*

Después de estar unas tres horas llevando muebles y pertenencias a la nueva casa cenamos los siete en la cocina. 

Aquellas chicas me habían caído bien pero me parecía algo arriesgado compartir casa con ellas sin apenas conocerlas. Después de haber trabajado tanto subiendo y bajando cosas todos nos fuimos a dormir.

En medio de la noche me desperté y baje a por agua. Vi algo en el jardín y salí para ver que era. Me encontré allí a Lucía y decidí hablar con ella. Estaba sentada en el típico balancín.

-Hola.

-Ah, me has asustado –dijo exaltada.

-Lo siento –le sonreí -¿Qué haces aquí fuera?

-No podía dormir, ¿y tú? –preguntó mirándome de reojo.

-Me he levantado a por agua y te he visto aquí –expliqué.

-Bueno, me voy a dormir, buenas noches –dijo con una sonrisa torcida y se levantó y fue a su habitación.

*Narra Amanda*

Me desperté en mi nueva habitación, de mi nueva casa.

Todo era tan, nuevo. Bajé a la cocina y encontré a Álvaro, Alexandra y Tamara desayunando.

-Buenos días –dije sonriente. No sabía muy bien por qué pero siempre me despertaba de buen humor.
 
-Buenos días.

-¿Qué queréis que hagamos hoy? –preguntó Tami mientras mordía una galleta.

-No sé, lo que queráis –dijo Alexandra.

Unos pasos sonaron por la escalera y supe perfectamente que era Lucy medio dormida.

-Bnz diaz –dijo casi sin voz.

-Buenos días –respondimos los demás.

-¿Café? –pregunté mientras me servía.

Mi amiga asintió con la cabeza.

-¿Y Sonia? –preguntó de repente Cristian, no me había dado cuenta de que estaba tumbado en el sofá del salón.

-Ha ido a por hielo –respondió Alexandra.

-¿A por hielo? ¿Para qué quiere hielo? –preguntó tan extrañado como los demás Álvaro.

-Porque a ella le gusta la leche fría y no hay así que la he dicho que eche un hielo y ha ido a comprarlos.

Reímos ante aquello, y más reímos cuando habló Tamara.

-No os riais, yo la entiendo, habría hecho lo mismo pero me he acabado yo la leche fría.

Cuando todos nos habíamos levantado y desayunado ya, Fuimos a dar un paseo y tomar algo en una terraza, ya estábamos de vacaciones y queríamos hacer algo divertido.

-Entonces, ¿A dónde podemos ir? –preguntó Sonia saliendo de sus pensamientos.

-Quizás a Gandía –propuso Cristian.

-No, me recuerda demasiado a Gandía shore –reí.

-¿Y qué tal a Marbella? –expuso su idea Tami.

-Es buena idea pero, ¿eres rica? –dijo Lucía pensando en lo que nos costaría.

-Yo antes de ir a ningún lado tengo que ir a la consulta del médico –dijo de pronto Álvaro.

-¿Y eso? –exclamó en seguida Tamara.

-Me llamaron anoche diciendo que habían encontrado algo en una de mis pruebas y que volviese pronto. ¡Au!

-¿Qué ha pasado? –pregunté al oírle quejarse.

-E notado un pinchazo en la pierna –dijo exaltado.

-No puede ser –dijo Alexandra.

*Narra Zayn*

Llegamos a Francia, todo era diferente a Inglaterra, hacía más calor, mucho más calor. Al llegar allí tuve que abrir la maleta para coger una camiseta de tirantes.


Nos llevaron al hotel, me gustaba mucho porque se veía la Torre Eiffel. Llegamos pronto, después de comer por lo que decidieron hacer las entrevistas ese día. 

-Y, la pregunta que todas las directioners se hacen, ¿alguno tenéis novia o chica a la vista? –preguntó el entrevistador, aquello me dejó KO, no tenía novia pero me gustaría tenerla si me daba la oportunidad. 

Liam fue el más valiente y decidió responder a la pregunta.

-Yo, personalmente no tengo novia, aunque…-frenó, pobre Liam, no debería haber dicho nada.

-Aun que ¿qué?, Liam –preguntó el entrevistador.

-No, nada –rectificó mi amigo.

-Venga Liam, ibas a decir algo –animó el entrevistador provocando que mi amigo empezase a sudar de nerviosismo.

Teníamos que recordar que esto era en directo y lo estaban escuchando en toda Francia y estaba siendo grabado y lo reproducirían por todo el mundo.

-Em… -dijo pensando- Solamente que….espero a la chica ideal.

5 comentarios:

  1. Me encantaa!! Espero pronto el siguiente.
    Besoos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje me alegro :) Mañana os pongo uno largito por tardar tanto :3

      Eliminar
  2. D verdad q me encanta esta super emocionante espero q la sigas por muxo tiempo.Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja me alegra, si, tranquila que la seguiré. Besos :3

      Eliminar